jueves, julio 18

Caputo aseguró que en septiembre reducirá el impuesto PAIS

El titular del Palacio de Hacienda dio varias definiciones sobre el plan económico. Entre ellas, indicó que los dos pilares centrales de la gestión es bajar la inflación y reducir impuestos

El ministro de Economía, Luis Caputo, afirmó que bajará el Impuesto PAIS del 17,5% al 7,5% en septiembre, tal como había prometido semanas atrás previo a la aprobación de la Ley Bases y el paquete fiscal.

“En septiembre lo bajamos al 7,5%. Eso va a tener un impacto en inflación clarísimo. El oficial se mantendrá igual. El impuesto PAIS es muy dañino”, dijo el titular del Palacio de Hacienda en diálogo con Radio Mitre.

En tanto, a fin de año se quitará por completo, de acuerdo a lo expuesto en el proyecto de presupuesto 2025. “La presión tributaria pasaría de 21,61% del PIB en el año 2024 a 21,16% en el año 2025. Este cambio en la presión impositiva total responde al efecto neto de modificaciones en el contexto macroeconómico y de medidas de política y administración tributaria, destacándose la menor recaudación como consecuencia de la finalización de la vigencia del impuesto PAIS”, indica el documento enviado al Congreso.

“En septiembre lo bajamos al 7,5%. Eso va a tener un impacto en inflación clarísimo”

Cabe recordar que dicha reducción del impuesto significa retrotraerlo a los niveles previo a la llegada del Gobierno de Javier Milei.

No obstante, la reducción y posterior baja del tributo no implicará necesariamente una quita del cepo. “No se puede poner una fecha porque inevitablemente los actores van a especular, eso le va a jugar en contra al país y hará que no podamos salir del cepo. Por eso la decisión es ir haciéndolo como lo estamos haciendo, con un programa fiscal fuerte, con un programa monetario fuerte e ir levantando capas de a poco”, aseguró.

A su vez, y en términos generales, sostuvo: “Nosotros lo que buscamos y lo que vamos a hacer es ganar competitividad bajando impuestos. Nosotros venimos acá a bajar la inflación y a bajar impuestos. Bajar la inflación es proteger al que menos tiene. Esto es el peor impuesto de los pobres”, explicó y adelantó que la inflación de junio, que publicará este viernes el Indec, estará por debajo del 5% y la inflación núcleo alrededor del 3 por ciento.

Otras definiciones económicas

Por otro lado, Caputo precisó que “estamos en superávit fiscal, superávit comercial, superávit de cuenta corriente y emisión cero”. Sobre esto último explicó que la única canilla abierta de emisión es por la compra de dólares y que es benigna.

Además, recordó que “había sobreemisión de pesos, había mucha oferta de pesos al mismo tiempo que la demanda de pesos colapsaba. Entonces, ahora estamos en una situación en la que la demanda de pesos, por lo pronto, se está recuperando. Algunos erróneamente dicen que está habiendo más emisión” y señaló que la base monetaria está subiendo porque aumenta la demanda de pesos y que se recuperó la confianza.

“Que no haya emisión espuria por déficit o la brutal emisión por intereses de pasivos remunerados es un cambio de reglas fuertísimo. Todos sabemos el daño que ha hecho la emisión en Argentina”, añadió.

Respecto a la relación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) aseguró que es buena y que seguramente habrá un acuerdo este año. “Estamos empezando a hablar del nuevo acuerdo y septiembre parece poco, los acuerdos llevan un poco más, pero sí, seguro para este año. El nuevo acuerdo puede significar fondos frescos, podría significar fondos frescos, sí”. Y agregó que el monto de esos fondos dependerá de la estructura del programa.

Sobre el dólar, Caputo dijo: “El tipo de cambio libre va a converger al oficial por un tema de escasez y ese va a ser un momento mucho más indicado para salir del cepo, porque como decimos nosotros, no queremos salir rápido, si hubiéramos salido rápido, si hubiéramos salido en diciembre hubiera sido un espanto, hubiera sido una catástrofe, acá no hay que salir rápido hay que salir bien”.

También, descartó nuevamente una devaluación y aseguró: “Venimos a cambiar esa conducta de creer que se gana competitividad devaluando, eso lo ha hecho Argentina toda la vida y así nos fue”.