miércoles, mayo 22

Subieron las escrituras en CABA: es el primer trimestre con más registros de los últimos seis años

El mercado inmobiliario muestra señales de recuperación y las operaciones de compra-venta efectuadas alcanzaron un monto involucrado de $300.553 millones

De acuerdo con el informe más reciente sobre escrituras realizado por el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, en marzo se observó que el valor total de operaciones inmobiliarias ascendió a $300.553 millones. Este monto refleja un crecimiento del 347% en comparación con marzo de 2023.

Asimismo, el total de escrituras de compraventa de inmuebles aumentó un 18,3% en marzo de 2024 en comparación con el año anterior, alcanzando los 3.499 actos notariales. Se confirma el inicio de año más fuerte desde 2018 hasta la actualidad.

El valor promedio de las transacciones inmobiliarias alcanzó los $88.418.261, equivalentes a USD 98.758 según el promedio del tipo de cambio oficial, marcando un incremento del 277,9% en pesos en el último año. Sin embargo, en dólares, este valor experimentó una disminución del 11,3 por ciento.

En cuanto a las escrituras formalizadas con hipoteca, marzo registró 106 operaciones, reflejando una caída del 4,5% en comparación con el mismo mes del año anterior. Durante el trimestre, se contabilizaron 254 escrituras con hipoteca, lo que indica una disminución del 2,3% (desde el segmento son optimistas por el lanzamiento de nuevas propuestas crediticias como las que presentó recientemente el Banco Hipotecario).

Jorge De Bártolo, presidente del Colegio de Escribanos porteños, dijo: “Si analizamos el volumen del trimestre, es el mejor de los últimos 6 años y se condice con las variaciones que venimos observando convirtiéndose en un dato alentador. Se confirmó un crecimiento del 16% respecto al mismo período de 2023”.

Desde el sector inmobiliario, hay confianza en que la economía se estabilice y que la inflación continúe su desaceleración de forma más pronunciada. Esto mejoraría la capacidad de ahorro de las personas y facilitaría el acceso a créditos hipotecarios para la adquisición de viviendas propias.

“Remarcamos la significativa capacidad de recuperación del sector con el retorno del crédito hipotecario. La última vez que se impulsaron medidas de apoyo a las familias, el volumen de operaciones de compraventa fue el doble en comparación con la actualidad (casi 15.000 en 2018 frente a 7.500 previstos para 2024). Esto demuestra que préstamos de este tipo tienen un efecto positivo”, enfatizó De Bártolo.

Perspectivas

El sector inmobiliario destaca un notable dinamismo, siendo los departamentos de dos y tres ambientes en diversos barrios de la ciudad los más comercializados actualmente.

Diego Migliorisi, de Migliorisi Inmobiliaria, destacó a Infobae que “la recuperación del sector era un evento anticipado, apoyado en una mayor confianza y ordenamiento económico que atrajo de nuevo a inversores y compradores. Este cambio de ciclo se ve reforzado por la recuperación de valores en el mercado y la reintroducción del crédito hipotecario, marcando un retorno esperanzador tras años de ausencia”.

La reciente derogación de la Ley de Alquileres también jugó un rol crucial, generando un antes y un después en el sector. Con un excedente inicial de propiedades disponibles, de las cuales miles se desviaron del mercado de alquileres debido a la desfavorable legislación, ahora se observa un regreso a la normalidad.

Este reajuste está promoviendo un aumento en las transacciones y escrituras que parece proyectar un futuro aún más prometedor, con un ambiente optimista tanto para inversores como para aquellos buscando un nuevo hogar.

Migliorisi subrayó que el panorama actual es muy diferente al experimentado entre 2016 y 2017, y más sólido que antes de la devaluación de 2018. “Con un mercado inmobiliario revitalizado, apoyado por un sistema de créditos emergente y varios años de demanda reprimida preparados para activarse, el futuro cercano del sector inmobiliario en CABA y otros segmentos promete ser especialmente interesante y dinámico”.

Esta panorama no es nuevo; ya en febrero de este año se observó una tendencia similar. Las comparaciones mes a mes con el año anterior muestran mejoras, destacando un crecimiento del 18% en marzo, casi un 20% más en escrituras que el mismo mes del año pasado.

Francisco Altgelt, de Altgelt Negocios Inmobiliarios, opinó que este incremento constante, incluso sin el impulso de créditos hipotecarios aún, es notable. “La mayoría de las transacciones se realizan de contado, constituyendo más del 90% del total. El hecho de que casi todas las operaciones sean al contado ya es un indicativo de la fortaleza y liquidez del mercado actual”, aseguró.

Este patrón confirma que el mercado inmobiliario comenzó a experimentar cambios significativos hace más de un año, anticipando que abril seguiría la misma tendencia ascendente.

“Si el crédito hipotecario regresa, como todo indica que sucederá, estamos frente a un panorama donde el volumen de escrituras podría aumentar con más fuerza y retornar a niveles similares de 6.500 escrituras promedio mensuales. Esto no solo beneficiaría a compradores y vendedores, sino que dinamizaría aún más a todo el segmento”, concluyó Altgelt.