miércoles, mayo 22

Se robaron 1200 computadoras en escuelas de CABA

El número surge de las denuncias realizadas a lo largo de ocho semanas. La legislatura rechaza el debate y no hay cifras oficiales.

Quienes trabajan en el sistema educativo porteño aseguran que la crisis por la que atraviesa está compuesta por un combo de situaciones que van más allá de la falta de vacantes, la superpoblación estudiantil, la infraestructura escolar, el cierre de escuelas infantiles, la eliminación de cursos o la carencia de docentes. A todo esto se suma el robo sistemático de tecnología necesaria para la formación de las y los estudiantes.

Afirman que esta problemática comenzó durante la segunda gestión de Rodríguez Larreta tras dos situaciones concretas: la negativa a designar caseros y cuando las computadoras del Plan Sarmiento dejaron de ser entregadas en manos a los estudiantes y se quedaron en las escuelas para ser usadas solo en clases. Los robos se profundizaron fuertemente en los primeros meses del mandato de Jorge Macri. En los últimos dos meses fueron asaltados 12 establecimientos educativos, algunas escuelas en más de dos oportunidades y se robaron miles de computadoras y tablets. La Legislatura porteña rechaza el debate sobre un Pedido de Informes y el gobierno se niega a brindar cifras oficiales.

«Desde hace meses venimos pidiendo que el Gobierno de la Ciudad aborde el problema de la inseguridad en las escuelas que demanda una solución integral en materia de infraestructura escolar», señala a Tiempo la diputada porteña Claudia Neira, vicepresidenta del bloque Unión por la Patria en la Legislatura e integrante de la Comisión de Seguridad.

Este año el bloque volvió a presentar un proyecto donde pide al Ejecutivo la conformación de un Comité de Seguridad y un Plan de Prevención del Delito, para dar una respuesta efectiva a los hechos delictivos que viene sufriendo la comunidad educativa.

Números alarmantes

El domingo 3 de marzo, Tiempo publicó las primeras cifras relevadas de robos en escuelas porteñas. Sólo en el mes de febrero se llevaron 570 computadoras de al menos seis establecimientos educativos. Pero en marzo los robos se incrementaron un 100%: en los primeros días del mes asaltaron al Normal en Lenguas Vivas y se llevaron más de 100 computadoras, e ingresaron a la Escuela N° 22 Rufino Cambaceres de Villa Lugano y se robaron varios elementos y herramientas de trabajo.

A partir de la segunda quincena de marzo, asaltaron la Escuela 15 DE 17 Antonio Devoto donde sustrajeron 150 computadoras, y durante el fin de semana extra largo robaron 140 tablets de la Primaria N° 15 de Coghlan, e ingresaron a la Escuela 30 Granaderos de San Martín de donde se llevaron 200 notebooks. En concreto: en apenas 8 semanas se robaron 1160 computadoras y tablets de al menos 12 edificios escolares.

«Los robos ocurren especialmente durante la noche o los fines de semana y lo que venimos planteando es que principalmente se debe a la falta de caseros y caseras en las escuelas, o de algún tipo de vigilancia durante la noche que pueda disuadir la intromisión a los edificios escolares», explica Pablo Francisco, titular de la secretaría de condiciones y ambiente de trabajo CYMAT de la UTE.

Francisco asegura que más del 90% de estos robos se dan donde no hay caseros designados. «Además la mayoría de las escuelas robadas tienen alarmas o cámaras de seguridad instaladas en ‘espacios seguros’ construidos por el ministerio donde están las computadoras. Pero esas alarmas no andan y los espacios son vulnerados. Básicamente le pedimos al gobierno que vuelva a designar caseros o serenos durante la noche», remata.

En el mismo sentido Cele Fierro, diputada porteña de la izquierda advirtió que «la figura de ‘casero’ se fue olvidando en las escuelas por parte del macrismo en la Ciudad, para darle luz verde al negociado con las empresas de seguridad privada y las cámaras de seguridad, que cuestan mucho más». Además la legisladora denuncia que en la Legislatura porteña no hubo aún comisión de educación con temario establecido. «Nosotros pedimos que se trate el pedido de informe que habíamos presentado directamente en el recinto y fue totalmente rechazado. El robo sistemático en las escuelas se suma a la falta de presupuesto, a los malos salarios docentes, la infraestructura decadente, las viandas en mal estado y la respuesta de Jorge Macri es nula».

Este medio se contactó con el Ministerio de Educación porteño para conocer la lista de escuelas asaltadas y la cantidad de dispositivos que fueron robados. La respuesta fue siempre la misma: «no tenemos un relevamiento sobre este tema