domingo, abril 21

Se agudizó la crisis entre Bullrich y Larreta: Schiaretti quedó afuera del frente opositor y Espert peligra

Peligra la alianza con José Luis Espert por el enfrentamiento entre las dos alas del PRO. Nueva grieta en la UCR y divorcio entre Urtubey y Schiaretti. ¿Se mantiene unido Juntos por el Cambio?

La presión de Horacio Rodríguez Larreta y de Gerardo Morales por “fortalecer” y “ampliar” Juntos por el Cambio y sumar al frente al gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, peronista no K, dejó al frente opositor al borde de la ruptura. Si bien todos aseguran que está garantizada la unidad, está todo “roto” entre las dos alas enfrentadas del PRO y también entre dos corrientes de la UCR.

Según pudo saber A24.com, el ingreso de Schiaretti a Juntos por el Cambio quedó prácticamente descartado, pero las relaciones políticas internas quedaron mucho peor que antes. La conducción del frente opositor se reunió en el comité nacional de la UCR y el encuentro fue un fracaso, donde abundaron los pases de factura.

De la reunión participaron los presidentes de los partidos: Federico Angelini (PRO), Gerardo Morales (UCR), Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica) y Miguel Pichetto (Peronismo Republicano). Luego de comenzado, llegó de urgencia el senador y candidato a gobernador de Córdoba, Luis Juez, que junto a Angelini logró frenar el ingreso de Schiaretti.

La división interna llegó hasta tal punto que la conferencia de prensa conjunta de los cuatro, con cuatro sillas y cuatro micrófonos, que estaba prevista, quedó reducida a Morales. Angelini, Ferraro y Pichetto se escaparon a paso rápido con declaraciones escuetas que indicaban que no había acuerdo.

Un cuarto intermedio con olor a final

“No se pusieron de acuerdo, hubo un cuarto intermedio y esto se va a diluir. No tienen los números, tiene que ser por unanimidad y el PRO no va a aceptar eso, porque el presidente es Federico Angelini”, dijo a A24.com un allegado de Patricia Bullrich, que se oponía a sumar a Schiaretti. Si ese ingreso quedó bloqueado ayer, es casi imposible que pueda revertirse porque el 14 de junio, en 8 días, vence el plazo para cerrar alianzas.

“Todavía pueden intentarlo. Pese a que cierre el plazo para los frentes, Schiaretti podría competir con un partido que integre la alianza Juntos por el Cambio. Es improbable, pero podrían intentarlo“, dijo a A24.com la diputada nacional Laura Rodríguez Machado, que se opone a Schiaretti y es aliada de Bullrich.

La casi ruptura en PRO por Schiaretti hizo que se complicara el ingreso de José Luis Espert en el frente opositor. El líder de Avanza Libertad ahora espera definiciones en el PRO. “Está todo muy raro, la interna entre Mauricio Macri y Larreta es salvaje”, señalaron a A24.com al lado de Espert. Larreta quiere el ingreso de Espert como candidato a presidente. Bullrich y Macri quieren que su incorporación no sea en la condición de candidato presidencial.

Urtubey declaró la defunción de Un País, antes de nacer

Por otra parte, el ex gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey, dijo a A24.com, que Un Pais, el frente peronista no K, está “roto” y que “no habrá PASO con Schiaretti y Florencio Randazzo” porque “ya se perdió la credibilidad”. Declaró la defunción de Un Pais, antes de nacer. El plan original era competir entre Schiaretti, Urtubey y Florencio Randazzo para buscar el voto peronista descontento con el gobierno de Alberto Fernández y con el Frente de Todos.

“¿Cómo hacemos ahora para decirle a la gente que Schiaretti se quería ir con Juntos por el Cambio pero volverá a Un País. Ya no hay una PASO posible”, dijo Urtubey. Allí la ruptura es definitiva. Ahora Urtubey buscará recoger a los pocos aliados que le quedaron como los diputados lavagnistas Graciela Camaño y Alejandro “Topo” Rodríguez.

La relación entre Larreta y Bullrich no tiene retorno

La relación entre el jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich, no tiene retorno. Ambos precandidatos presidenciales del PRO polarizan la mayor intención de voto en el frente opositor. “Está todo roto entre ambos”, señalaron a A24.com desde ambos lados de esa grieta.

Había una vieja amistad por la cual Larreta impulsaba la incorporación de Schiaretti a Juntos por el Cambio y Bullrich la rechazó en forma contundente. Bullrich señalaba que conspiraba contra el cambio drástico que necesita el país y que buscaba restarle a ella los votos en Córdoba confundiendo al electorado. Bullrich argumenta que los diputados de Schiaretti votaron leyes del Frente de Todos como la moratoria jubilatoria, entre otras.

Más allá de que las PASO del 13 de agosto próximo ordenen las cargas en Juntos por el Cambio el vínculo político entre Bullrich y Larreta parece difícil de restablecer para un eventual gobierno de Juntos. Bullrich parece hoy más cerca de Milei que de su rival interno y Larreta más cerca de Schiaretti o de otros opositores.

Morales contra la UCR de Córdoba, Mario Negri y Alfredo Cornejo

Además, la UCR quedó asimismo envuelta en un enfrentamiento terminal. El gobernador de Jujuy y presidente de la UCR nacional, Gerardo Morales, era partidario de sumar a Schiaretti junto a su aliado Rodríguez Larreta. Pero la UCR de Córdoba, el diputado Mario Negri, y otras voces como el senador Alfredo Cornejo se opusieron a esa alianza. Negri y Cornejo no hablaron públicamente.

Pero la UCR de Córdoba emitió un comunicado en el cual dio mandato a sus convencionales nacionales para que le reclamen al presidente de la convención nacional de la UCR, Gastón Manes, que rechace rotundamente el ingreso de Schiaretti en Juntos por el Cambio. Y pidió que le envíe ese reclamo de manera urgente al presidente del comité nacional, o sea Morales. Un tirón de orejas feroz a Morales.

Fuera de esas contiendas, la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, y del Peronismo Republicano, Miguel Pichetto, acompañaron a Rodríguez Larreta y Morales en el intento de sumar a Schiaretti. Pero el ex presidente Mauricio Macri y el jefe de Repúblicanos Unidos, Ricardo López Murphy, lo rechazaron al igual que Bullrich.

Juez se sintió traicionado por Larreta en Córdoba

La otra fisura en Juntos fue con el candidato a gobernador de Juntos por el Cambio en Córdoba, Luis Juez. La paradoja es que Juez siempre se manifestó como un larretista, aunque mantuvo buena sintonía con Bullrich. Pero Larreta jugó fuerte hasta ayer a la mañana con declaraciones públicas a favor de Schiaretti, al igual que el radical Morales.

Para Juez, fue como una traición. El frente Juntos por el Cambio ganó muchos municipios en Córdoba este domingo de elecciones y logró arrebatarle siete intendencias a Schiaretti. Con ese panorama, Juntos por el Cambio podría ganar la provincia en las elecciones de gobernador del 25 de junio donde el rival era el propio Schiaretti.

Por eso Juez tomó como una maniobra inadmisible que Larreta, su aliado, y Morales quisieran cerrar un acuerdo con quien en la provincia es su rival. De allí que viajó de urgencia en automóvil para llegar a la reunión en la UCR, indignado. El día de las elecciones municipales cordobesas la noticia de que Larreta y Morales promovían la integración de Schiaretti causó confusión en todos los dirigentes de Juntos que tenían que trabajar en las urnas contra Schiaretti.

El día que juntos ganó en Córdoba siete municipios rivales

“Esto fue terrible, enterarnos el día anterior que queríamos sumar a Schiaretti a quien teníamos que enfrentar al día siguiente. Imaginate como fuimos todos a votar. Hicieron silencio porque había veda, pero estaban muy desanimados”, dijo a A24.com la diputada Laura Rodríguez Machado, del PRO y aliada a Patricia Bullrich.

En esos comicios comunales, Juntos por el Cambio retuvo todas sus intendencias y le arrebató siete a Hacemos Unidos por Cordoba, el partido de Schiaretti. Muchos de esos municipios estaban en manos peronistas hace años: La Calera (26 años), Villa Quillinzo (20 años), Santa Rosa de Calamuchita (36 años), Puesto de Castro (30 años), Valle Hermoso, Bialet Massé y Anisacate.

“¿Encima que le ganamos a Schiaretti en varios municipios y podemos ganar la provincia ahora vamos a darle a Schiaretti un lugar en Juntos para que Juez pierda?”, dijo Rodríguez Machado.

Negri, el diputado radical cordobés enojado y silencioso

La reunión en el comité nacional de la UCR fue un total fracaso. “Se levantó la reunión, está todo roto entre Horacio y Patricia y eso hizo que Angelini (Patricia) frenara el temario: Espert y Schiaretti. Fracaso total, digamos”, dijo a A24.com un allegado al diputado cordobés Mario Negri, que torpedeó el ingreso de Schiaretti.

Negri también es de Córdoba y un afectado directo por la movida de su correligionario Morales. Negri se opone en silencio al ingreso de Schiaretti y está doblemente ofuscado porque también él era un aliado cordobés de Larreta.

Rodríguez Machado no descartó que el intento de hacer una alianza con el gobernador de Córdoba “perjudique a los que la promovieron”, Rodríguez Larreta y Gerardo Morales, porque “actuaron en contra de los cordobeses”. Y sugirió que ese acontecimiento podría acercar a Juez y a Negri a Bullrich en el futuro.