jueves, julio 18

Sergio Berni: “Comprendo y justifico a Daniel Scioli”

Sergio Berni destacó que, a pesar de que otros lo subestiman, Milei posee una gran inteligencia y capacidad de conducción política: “Basta con ver la Ley Bases, con una minoría absoluta, insultó a todos los diputados y senadores e igual se tiraron de palomita para aprobar la ley”. Además, el ex ministro de Seguridad  reconoció en Modo Fontevecchia, por Net TVRadio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1) que comparte el diagnóstico de la situación con el Presidente, pero no la gestión económica: “El secreto del manejo de la inflación es que un país en crecimiento. Hoy tenemos un país en el que ha caído un 3% del PBI y con índices de desempleo que empiezan a ser la principal causa de preocupación de los argentinos”.

Sergio Berni es senador provincial por la Segunda Sección, electo en 2023, fue ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires durante los cuatro años de la primera gobernación de Axel Kicillof, secretario general de la Nación entre 2012 y 2015. Antes había sido senador por la Provincia de Buenos Aires y vocal del Comité Ejecutivo de Interpol en 2014.

Usted sostuvo que, si Cristina Fernández de Kirchner fuese presidenta en este momento, lo hubiera mandado el primer día para seguir de cerca el caso de Loan. ¿A qué atribuye la decisión de Milei y de Patricia Bullrich de dilatar su presencia?

Me baso en mi experiencia, cada vez que hubo un problema durante la gestión de Cristina Fernández de Kirchner siempre fuimos los primeros en llegar, por una cuestión de responsabilidad y por una cuestión que tiene que ver con la vocación de servicio. Lo hemos hecho acudiendo a ayudar a Rosario cuando volvió a tener problemas con el narcotráfico y la provincia de Buenos Aires puso los patrulleros o cuando Corrientes prendió fuego en gran parte de su territorio y estuvimos trabajando codo a codo con todos los bomberos. Eso se llama vocación de servicio y responsabilidad de servicio. 

Lo más importante, como en todos los órdenes de la vida, es el tiempo.  Además, es la función del ministro de Seguridad a partir del programa Alerta Sofía que es un mecanismo por el cual el ministerio de Seguridad, el ministerio Público Fiscal y el Poder Judicial deben coordinar todas las acciones para encontrar lo que se está buscando. Estos tres elementos son indispensables en el Estado y si usted tiene un Gobierno que no cree en el Estado, ¿cómo cree que el Estado se va a poner al hombro la búsqueda de Loan? Es una cuestión simple. El Gobierno no cree en su función, no presta atención y colaboración en responsabilidades que le son propias.

¿Cuánto afecta el recorte de las partidas de seguridad y los operativos de búsqueda?

Esto es una cuestión de recorte presupuestario. Si bien en estos días escucho muchas opciones respecto al avance en la causa, ninguno de los que hablan están autorizados porque nadie conoce el expediente. Hay una persona a la que no se le puede negar su autoridad para emitir opinión que es el fiscal General de Corrientes, es decir, el jefe de todos los fiscales que hicieron la investigación. Él mismo dijo: “todo lo que se hizo hasta acá, está mal”. La jueza federal también dijo que se iba a empezar todo de nuevo y desde cero

Pasaron 24 horas y la Justicia Federal no aceptó la causa de forma contundente. Cuando el Fuero Provincial pasa la causa al Fuero Nacional porque dice que esto es un caso de trata y la trata de un delito federal, tiene que pasar todos los elementos de prueba para demostrarlo. La verdad es que pasaron 24 hs y, si la jueza dice que hay que empezar de vuelta, es porque las pruebas son bastantes endebles. Lo más importante acá es que se perdió mucho tiempo y, como dije, el tiempo es lo más sagrado en todos los órdenes de la vida. 

¿Es factible volver a encontrar a Loan después de 10 días de su desaparición?

Volver a encontrarlo sí, hay que ver el estado, pero no quiero referirme a esto porque es un menor, porque hay una familia que lo están buscando y me parece que no corresponde dar pronósticos de esta manera. Yo creo en la Justicia Federal, creo que van a hacer una gran investigación y me parece que nos vamos a sorprender y podría ser que la situación sea más simple de lo que se plantea.

Alejandro Gomel: ¿Qué significa que el caso puede ser más sencillo de lo que parece?

Cuando hay tantos actores involucrados y tantas hipótesis, tal vez nos sorprendemos cuando la Justicia Federal pueda dilucidar qué fue lo que pasó.

Lo que dice me recuerda al caso Pomar.

Yo no lo quería nombrar porque no quiero expresar todo lo que pienso por una cuestión de respeto a la familia. Cuando no hay una autoridad política que conduzca este tipo de acciones veo exceso de voluntarismo y ahí se genera un gran desorden que empieza por el primer día con el rastrillaje. Las experiencias que uno tiene cuando hay un exceso de voluntarismo sin una coordinación política muy clara deja claros en la investigación.

¿También está faltando conducción política en el peronismo?

En el peronismo falta peronismo. Es algo normal después de haber perdido una elección como la que perdimos y después de haber tenido durante cuatro años a un presidente que se jactaba de ser socialdemócrata y que se sentía más de la cultura hippie que de las 20 verdades del peronismo. 

¿Por qué lado puede venir una reconstrucción?

Debe venir por todos lados. Al peronismo hay que reconstruirlo desde la periferia al centro y con todos los actores. No tengo ninguna duda de que el peronismo va a tener que asumir nuevamente la responsabilidad de reconstruir lo que va a dejar este Gobierno.

Fernando Meaños: ¿No le está faltando cierta autocrítica a la gestión del peronismo?

La autocrítica la hicimos durante los cuatro años del mandato de Alberto Fernández. Quien encabezó esa autocrítica fui yo en persona y lo hice cuando el Presidente tenía un 90% de imagen positiva en el arranque de la pandemia y, conociendo su accionar durante el gobierno de Néstor Kirchner, supuse que el resultado no iba a ser muy diferente al que tuvimos. Por eso alcé la voz desde el primer día y luego lo fueron haciendo diferentes compañeros. Un sistema presidencial es unipersonal y el que tiene la lapicera es el Presidente. 

¿No ve responsabilidades de Cristina en lo que pasó

Ninguna, el vicepresidente compone el Poder Legislativo, no el Poder Ejecutivo que es unipersonal. Ya todo lo que teníamos que decir lo dijimos y tampoco es una cuestión de flagelarse todos los días. Nosotros ahora tenemos que poner todas nuestras energías, ahora tenemos una reunión muy importante con los diferentes economistas de los diferentes sectores del peronismo.de distintos lugares del país que encuentran un eje común. Ese va a ser el punto de partida para encontrar esos acuerdos mínimos y entender que el peronismo es un gran movimiento y que tiene la responsabilidad de asumir el compromiso de la reconstrucción y el crecimiento.

Jorge Fontevecchia: ¿Qué sensación le genera que existan peronistas libertarios como Daniel Scioli o que legisladores electos por el peronismo terminen votando a favor de la Ley Bases?

La conducta de Daniel Scioli la entiendo y la puedo justificar. Daniel Scioli no tiene ninguna responsabilidad en cuanto a representación de intereses. Hay algo vital en la vida institucional argentina y es la importancia que la Constitución le da a los partidos políticos. Cuando uno es elegido en un cargo legislativo, ya sea diputado o senador, por el Partido Justicialista, tiene un mandato. Ese mandato tiene que ver con el compromiso de representar los intereses de ese sector. Aquellos que se alejan del mandato están cometiendo una gran falla ética

Más allá de que es inentendible porque este presidente los llamó “ratas”, “coimeros”, “valijeros” y después le votan las leyes a dos manos. Me parece que hay otros intereses más allá de discutir el fondo de la cuestión de cada uno de los artículos de esta Ley Bases que no deja de ser, desde mi punto de vista, un gran plan de negocios.

¿Se imaginaba un presidente como el que tenemos?

Nunca tuve dudas de que Javier Milei iba a ser presidente del país. Si el peronismo ganaba en primera vuelta, el presidente iba a ser Milei.

Me refiero a un año atrás.

No me asusta la figura de Milei. A Milei todo el mundo lo subestima, pero me parece una persona inteligente, que sabe muy bien lo que quiere y que conduce. Basta con ver la Ley Bases, con una minoría absoluta, insultó a todos los diputados y senadores e igual se tiraron de palomita para aprobar la ley. 

Coincido en su diagnóstico, pero entiendo que su tratamiento está poniendo cada vez más en riesgo al paciente que está en una etapa crítica de su evolución. Ojalá que salga bien por el bien de los argentinos. Me parece una persona que tiene una visión del manejo político que todos subestiman. Cuando tuvo el altercado con el presidente español todos nos agarramos de la cabeza, al final no pasó nada, y se puede dar el lujo de decir que le van a dar un Premio Nobel.

¿Se siente identificado con su actitud de mando y con su forma de ser políticamente incorrecta?

Me siento identificado con su manera de leer la política, comparto su diagnóstico y esperemos que el tratamiento le salga bien. Hasta ahora, no veo que le esté saliendo bien, estamos todos festejando que bajó la inflación, pero inflación más baja que la de De La Rúa no hubo nunca y el país estalló en 20 millones de pedazos

El secreto del manejo de la inflación es con un país en crecimiento. Con un país en recesión, no hace falta ministro de economía para bajarla. Hoy tenemos un país en el que ha caído un 3% del PBI y con índices de desempleo que empiezan a ser la principal causa de preocupación de los argentinos. Ojalá que esto se pueda revertir rápidamente porque en todos los sectores han habido bajas importantísimas en los índices productivos.

¿Hay alguna reminiscencia peronista en esa forma transgresora de Milei?

Yo lo veo a Milei y, muchas de sus formas de conducción política, tienen parecido a la esencia de la doctrina del peronismo. La gran diferencia es que para el peronismo primero está la patria.

Así como justificó la presencia de Scioli en el Gobierno, si le pidieran que colaborase con la gestión, ¿lo haría?

Si me llaman para trabajar en una urgencia, sí. Nunca acompañaría a un gobierno que no cree en el Estado.