miércoles, mayo 22

En el regreso a clases tras las vacaciones de invierno, Ademys convocó a un paro en las escuelas porteñas

La Ciudad aseguró, de todas maneras, que el paro no afectará el servicio educativo y garantizará la apertura de todas las escuelas. Este será el duodécimo paro en el año que llevará a cabo Ademys. Este 31 de julio vuelven a la escuela más de 579 mil alumnos de nivel inicial, primario y secundario en CABA.

El segundo tramo del ciclo lectivo se reanuda este lunes en varios distritos del país, tras el receso escolar por las vacaciones de invierno, pero en la Ciudad de Buenos Aires Ademys instó a un nuevo paro.

Este 31 de julio vuelven a la escuela más de 579 mil alumnos de nivel inicial, primario y secundario en la órbita porteña.

Esta será la segunda etapa del ciclo lectivo, que cuenta con 192 días de clases, 12 más que los 180 obligatorios, ya que las clases en CABA terminarán el 22 de diciembre.

La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, celebró el inicio de clases, al tiempo que se refirió al paro que el sindicato Ademys decidió convocar para el primer día después de las vacaciones: “Acompañamos como siempre el inicio de la segunda etapa del año deseándole lo mejor a toda la comunidad educativa”.

“El paro convocado por el gremio opositor después de quince días de vacaciones muestra con descaro que lo último que les interesa es la educación. Hacen política partidaria perjudicando siempre a los chicos”.

Asimismo, indicó que el secretario Gremial de ese gremio, Jorge Adaro, es precandidato a jefe de Gobierno porteño por el Frente de Izquierda.

La Ciudad aseguró, de todas maneras, que el paro no afectará el servicio educativo y garantizará la apertura de todas las escuelas.

Este será el duodécimo paro en el año que llevará a cabo Ademys.

En ese sentido, el 27 de febrero realizaron una huelga por un reclamo del 100 por ciento de aumento salarial; el 8 de marzo por el Día Internacional de la Mujer; el 14 de ese mes por la ola de calor; el 30 por una crisis de infraestructura; el 12 de abril por una equiparación salarial; el 25 de abril por el “no al FMI; el 8 de mayo por violencia contra la docencia y la escuela pública.

En tanto, el 17 de mayo realizaron una nueva medida de fuerza por aumento salarial; el 15 de junio por apoyo a los docentes de Salta, Tucumán, Misiones, Chubut y Santa Cruz; el 21 y 22 de ese mes “en solidaridad” con las protestas en Jujuy; y este del 31 de julio.

Reconocimiento salarial a los docentes

El Gobierno porteño decidió otorgar un reconocimiento salarial para unos 35 mil docentes de escuelas de gestión estatal que no tuvieron faltas injustificadas durante los primeros seis meses del año.

Un maestro de grado de jornada completa que haya trabajado del 1° de febrero al 30 de junio sin una sola falta, cobrará una asignación extraordinaria por única vez de 60 mil pesos.

Este monto será proporcional al cargo ejercido y a la carga horaria correspondiente. Se pagará con la liquidación del sueldo de julio.

Para cubrir el costo adicional de esta medida, se utilizarán los fondos que se recaudaron a partir del descuento realizado a los docentes que hayan perdido el presentismo por adherirse a alguna medida de fuerza.

“La presencia constante de los docentes en la escuela desempeña un papel fundamental en el proceso educativo de los estudiantes, permitiéndoles consolidar sus aprendizajes, adquirir hábitos y fortalecer sus habilidades sociales. Los docentes que nunca faltaron son el ejemplo que necesitamos para construir el futuro de la Ciudad y del país, por eso los recompensamos”, expresó Acuña.

Además, agregó: “La escuela no puede cerrar. No puede haber en ningún lugar de la Argentina más días de paro que días de clase. El que para, no cobra. Y el que sí va a trabajar, tiene que cobrar un diferencial”.